7 Restaurantes Imperdibles en Los Cabos

Deleitar el paladar de locales y turistas, es un reto que pocos destinos tienen dominado. La fusión del sabor de la región, con el expertise de talentosos chefs, hace vasta la oferta de opciones para que disfrutes una experiencia culinaria única.  Es por eso que te presentamos los 7 restaurantes imperdibles en Los Cabos, Baja California Sur.

Toro Latin Kitchen & Bar by Richard Sandoval

Innovador por la fusión de culturas que viven en su menú

Fotografía del Restaurante Toro Latin Kitchen & Bar

Richard Sandoval es un aclamado chef que gracias a la experiencia que su carrera le ha aportado, hoy es conocido como el “padre de la cocina mexicana moderna”, tanto es su gusto, respeto y dominio de esta cocina, que colecciona internacionalmente más de 35 franquicias diferentes, todas con inspiración latinoamericana. 

En Toro Latin Kitchen & Bar los sentidos son consentidos con toda la creatividad que el chef y su equipo pueden dejar en cada platillo. 

Las experiencias en este lugar van desde las comidas y cenas en ambiente relajado, para amigos, negocios o simplemente en pareja, así como la opción de reservar cenas privadas inmersos en una mesa ubicada junto a una vasta colección de vinos. 

Sea el formato que elijas, la sensación es la misma: saber que estás en un lugar donde el servicio y la calidad de los alimentos, trabajan como maquinaria perfecta en un entorno que fácilmente puede lucir como un increíble set de película. Todo para compartir con personas especiales. 

Su estilo y todos los espacios interiores diseñados con un acento de arte contemporáneo, convergen en equilibrio con elementos locales que hacen que se conserve un ambiente orgánico y nada pretencioso. ¿Algo adicional para la ocasión? La terraza al aire libre rodeada de un extenso jardín, que literalmente es una invitación para disfrutar tu visita. 

Imperdibles durante tu visita: El original y único “SuViche”, fusión de sushi y ceviche.

 

Comal Restaurante & Bar, Chileno Bay Resort

Los sabores latinos son insignia

Del náhuatl comalli, este utensilio de cocina es tan antiguo en las tradicionales cocinas mexicanas, que hasta ahora sigue siendo imprescindible, ya sea para calentar tortillas o cualquier alimento principalmente proveniente del maíz.  Si bien el modelo clásico está hecho de barro, también existen de metal y lámina. 

La experiencia en este lugar comienza desde tu llegada. Su ubicación frente al Mar de Cortés es un escenario imposible de pasar desapercibido. En el corazón de Comal, que es la cocina, se honra lo mejor de la comida Latinoamericana contemporánea, misma que se elabora con alimentos de temporada y una exquisita selección de sabores locales. 

Comal Restaurante Bar ya es referencia entre los locales, y como cereza del pastel: ¡el ambiente!, tan relajado que en ocasiones puede incluir música en vivo los fines de semana, momento ideal para acompañarse con un refrescante cóctel de la casa.

Imperdibles durante tu visita: Ostras Kumamoto, sope de maíz azul con carnitas de pato, tataki adobado de atún a la parrilla y el clásico: Comal grill, preparado con cola de langosta, solomillo de ternera y filete de flanco.

 

Humo, Zadún Ritz-Carlton Reserve

Donde la cultura, arte y tradición, se complementan

Coincidir con la magia de este lugar te llevará a la fachada del reconocido hotel Zadún, que es parte de la familia Ritz Carlton Reserve. Construido sobre las dunas de arena que rodean la costa de San José del Cabo, Zadún se ha convertido en un imprescindible por la dominante cocina que ofrece a sus huéspedes y visitantes, específicamente en Humo. 

Llegar a Humo es percibir la firme declaración que el chef hace a través del menú: honrar al fuego, elemento ancestral que acompaña la historia de la cocina mexicana y que a la vez, sirve como puente de cocción para preparar chorizo, ostras asadas y otros platillos, fascinantes al tacto con el paladar.

¿Existe otra máxima forma de honrar este elemento, que con una preparación a fuego abierto?. Haciendo esto Humo deleita la vista de los comensales, quienes admiran el proceso de preparación que concluye con un fascinante platillo servido a la mesa.

En la cocina, la parrilla sazona alimentos que agregan notas ahumadas a los platillos. Durante tu visita -y muy al estilo elegante, característico de la experiencia Ritz Carlton-, los vinos celosamente resguardados en la Bodega Sótano, son imprescindibles para lograr una reservación exitosa. Entre la curaduría de esta bodega se encuentran 540 etiquetas la mayoría mexicanas, aunque también cuenta con otras de origen argentino, francés, italiano, español y americano. ¿Algo más? Aquí existe la posibilidad de que los comensales seleccionen sus favoritas.

Gabriel Reynoso, gerente de bebidas, reconoce lo importante que es encontrar el acompañamiento perfecto, pues sabe que de esto depende que la experiencia sea inolvidable para los comensales.

Imperdibles durante tu visita: La variedad de ceviches disponibles y todos los platillos elaborados con la pesca del día.

 

El Farallón, Waldorf Astoria Los Cabos Pedregal

Los tragos y la vista, son referencia

Para visitar El Farallón, no necesitas un pretexto. Este restaurante ubicado en las entrañas de los acantilados del hotel Waldorf Astoria Los Cabos Pedregal, es único por su vista panorámica, ambiente y servicio. Ideal para una cena íntima a la luz de las velas o simplemente para crear una memoria especial, todo en este lugar está pensado para que tu visita sea inolvidable. 

Desde que se inauguró, este restaurante se ha caracterizado por servir el océano a la mesa creando platillos con alimentos frescos, provenientes de la pesca del día. Otro motivo por el que los comensales y turistas en Los Cabos ansían visitarlo, se debe a su icónica experiencia: Champagne Terrace, la cual permite degustar más de 15 cavas diferentes, que van desde Blanc de Blancs hasta burbujeantes rosados, todos creados en distintos lugares del mundo. Así los asistentes logran maridar platillos tradicionales como una selección de moles y sales artesanales.

Imperdibles durante tu visita:  Sopa de tortilla con camarón, ceviche elaborado con fresca pesca del día o una selección de diferentes alimentos al grill, como: lubina, pargo rojo, atún de cola amarilla, cola de langosta, filete de costilla, almejas y camarones.

 

Árbol, Las Ventanas

Fusión de Oriente

Fotografía del Restaurante Árbol

Las raíces que este restaurante ha echado en Los Cabos, son tan sólidas como para convertirse en una parada obligada de todos los amantes gastronómicos, en busca de experiencias fusión.

Como es tradición de la casa Rosewood, en esta ocasión nuevamente sorprende con un concepto de alta cocina, que resalta en sus platillos la abundancia del mar, servida con delicadas influencias asiáticas, mismas que se acompañan con notas de especias exóticas de la India. 

Anand Singh, chef de Árbol, ha logrado equilibrar y plantear adecuadamente su propuesta en el menú, basándose en tradiciones culinarias de la cocina hindú, así como una amplia variedad de las técnicas tan bien acogidas en México, provenientes del continente Asiático. 

Los sabores que aquí se encuentran expresan el origen del chef, quien nació en Bombay y pasó diez años de su vida explorando y desarrollando cocinas costeras, a lo largo de las playas e islas de las Maldivas, Seychelles y los Emiratos Árabes Unidos, así que además de experiencia, Anand reconoce el lujo y domina el arte del servicio. 

Para quienes desean visitar Árbol, deben saber que una exquisita barra de mariscos los espera. En ella podrán deleitarse con la textura de los favoritos en Cabo: los mariscos. Langosta, cangrejo, moro, ostras y almejas, son imperdibles para los comensales. 

Si durante tu visita estás en modo de alimentos calientes, no olvides que hay disponibles varios platillos de origen Hindú y Oriente, cocinados en un hornoTandoor, que es esencial en la cocina paquistaní, hindú y árabe. 

A diferencia de otros restaurantes donde el postre es el cierre final. En Árbol la visita debe concluir en el bar. Igual de encantador y sofisticado que el resto del restaurante, sería un crimen irse sin degustar alguna creación de la casa hecha cóctel.

Imperdibles durante tu visita: La barra fría o bar crudo, como ahí le conocen, mole de olla o alguna creación de la cocina hindú, a tu elección. Para tomar el cóctel Passionfruit Gimlet, hecho a base de belvedere, tomillo fresco, maracuyá, jugo de limón y piña.

 

Nido

Arquitectura y gastronomía

Desde su creación, la familia Viceroy ha dejado claro que se siente como pez en el agua, cuando se instala en destinos donde el mar es motivo de viaje y reunión. 

Acorde a la filosofía de vida que en estos lugares del país, se conserva. Visitar sus instalaciones resulta ser una dosis fresca que intensifica los sentidos. Para comer, el gusto, la vista y el olfato son los consentidos. 

Independientemente a su popularidad en redes sociales debido a su auténtica arquitectura, que cuenta con una estructura en forma de nido, suspendida entre el océano y la tierra, y rodeada de espejos de agua, lo que en conjunto forma parte de la experiencia que Viceroy Los Cabos ofrece. Nido es una propuesta que alimenta a tu viajero implacable, evocando diferentes culturas a través de sus platillos; sin duda el menú es un viaje multicultural. 

Aquí el concepto surge de los colores, aromas y sabores que llegan cuando exploras un nuevo destino, por eso las almas con espíritu aventurero, se sienten tan cómodas en este espacio que sirve y prepara mariscos frescos, con productos orgánicos locales, en parrillas japonesas junto a la mesa. 

Acompaña tus alimentos con un cóctel artesanal firmado por un aclamado mixólogo o bien, elige un vino de la extensa lista disponible. Nido es un oasis que te recibe por la tarde, con una increíble vista y que mejora la experiencia cuando la música inicia a la par de la noche. 

Sinceramente es un concepto relajado a la mesa, que siempre está dispuesto para ponerte a bailar.

Imperdibles durante tu visita: La puesta de sol mientras degustas un tiradito de kampachi o la especialidad  protagonista (y muy solicitada): Robatayaki, el ceviche de cola amarilla, los bollos al vapor, dumplings o el popular wagyu nigiri.

 

Lumbre

Una experiencia acogedora

Los conceptos gastronómicos están a la orden del día, en esta ocasión el cálido viento de San José del Cabo nos instala en Lumbre, el lugar a cargo del chef César Pita, originario de Querétaro, que no esconde su amor y gusto por la vibra que Baja California, aporta a su vida. 

La oportunidad de liderar este concepto, le permite junto a su equipo honrar los sabores, las técnicas y el sazón mexicano. 

Y es que aquí la lumbre, no solo está en el nombre del lugar, sino en la preparación de los alimentos, capaz de impregnar con notas especiales todos los platillos del menú. 

César Pita también aplica todo su conocimiento y amor culinario, para integrar sabores y proponer recetas que resaltan lo mejor del mar y la tierra, justamente en un lugar que tiene tintes ahumados acompañado de luces cálidas y hornos de hierro a la vista. 

La dupla que hace junto a su socio Jorge Espíndola, permite que además de servir alimentos de alta gama, la hospitalidad se convierta en otra razón que motiva a todos para querer regresar.

Complementando el servicio, hay que reconocer el trabajo que todo el equipo hace por continuar colaborando con los ranchos de la zona y proveedores locales, aquí también se destaca la aportación e importancia que agricultores y ganaderos, tienen dentro de la familia de Lumbre. 

Imperdibles durante tu visita: Almejas chocolata, ostras de manglar y roca, atún de aleta amarilla, pargo, lubina, todos acompañados de salsas, mieles o lácteos elaborados en procesos completamente orgánicos.